Diálogo con mi Otro

-- El Lenguaje es el camino y la Poesía el atajo.
-- ¿ Te parece que es así ?
-- Seguro. Pero, ¡atención! en el atajo nos encontramos con lo inesperado del sendero. Todo pedrusco tosco.
-- ¡Furtivo risco! Te agrego que el poema-travesía requiere de un esfuerzo descomunal para poder levantar el velo del horizonte.
-- Velo... velo... rugoso acre. Nos obliga a revisitar todo de nuevo. Engendrar cordeles.
-- ¡ Reeducarnos ?
-- Si. Se espera siempre que la poesía desenvuelva aquello diferente que no está a la vista de lo que seduce la acción de los hombres.
-- ¿ De qué materia está hecha la seducción de los hombres ?
-- Se hace muy difícil percibirla. Seguramente, en una anómala época de improbidades, lo único que pueda salvarnos es abrir caminos con la poesía.
-- ¿ Volveremos a la senda de Homero ?
-- ¿¡... !?
.
.
.

POESÍA ESPECTRAL

Nos orienta, para la composición poética, a usar el más amplio espectro del discantar y la atrevida recién llegada voz del reflejo.
Más el formato, que la sumisa matriz.
Más el cómo de la armonía, que el qué de la melodía.
Más arquitectura vegetal, que materia rústica.
Ni gongorizar ni estar en la vena lugoneante del realismo residual
Hacia una quebradura doble de la palabra y la sintaxis en cautiverio.
La del sueño.
La de la dermis simbolizable.
La de los significantes indulgentes.
Algún día caerá la viruta impresionista de la forma,
y todo será refinado fundamento,
asunto,
luz.

domingo, 2 de mayo de 2010

Ripley-México-Medea


.
a tu abandono
le di mis años
¿ y yo qué ?
no me privaré de tentar al diablo
con venganza
circundada por tu malmeter

ya ni remedio de recomenzar
quitada de la pena
tengo ausencia de vientre
tengo carencia de tí
no cuidas de tu gente

sé que buscando buscando lo hay
pero no bregaré más por la vida
para reiniciar mi inocencia
no pondré las manos en Oriente
ya lo digo: el macho capado o muerto

¿a tus hijos? no les dolerá
Sanseacabó
me estoy haciendo árbol
cenizas
Medea
te dolerá a tí
.
.
Juan D

6 comentarios:

  1. Tus versos tienen un dolor que a gritos escriben el poema.
    Bello
    María Rosa

    ResponderEliminar
  2. Juan, cómo hacés para dar vuelta el guante de la Palabra y mirar a su trasluz.
    Mis respetos emocionados a tu Letra. Siempre.
    Virginia.

    ResponderEliminar
  3. Difícil arte este de combinar tantas ideas en un poema

    un saludo desde Colombia

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado Juan. Tiene una belleza terriblemente dolorosa. Agradezco que la compartas en tu sitio. Te abraza, Norma

    ResponderEliminar
  5. El dolor se palpa, se puede apretar con las manos

    Besossss Juán!

    ResponderEliminar