Diálogo con mi Otro

-- El Lenguaje es el camino y la Poesía el atajo.
-- ¿ Te parece que es así ?
-- Seguro. Pero, ¡atención! en el atajo nos encontramos con lo inesperado del sendero. Todo pedrusco tosco.
-- ¡Furtivo risco! Te agrego que el poema-travesía requiere de un esfuerzo descomunal para poder levantar el velo del horizonte.
-- Velo... velo... rugoso acre. Nos obliga a revisitar todo de nuevo. Engendrar cordeles.
-- ¡ Reeducarnos ?
-- Si. Se espera siempre que la poesía desenvuelva aquello diferente que no está a la vista de lo que seduce la acción de los hombres.
-- ¿ De qué materia está hecha la seducción de los hombres ?
-- Se hace muy difícil percibirla. Seguramente, en una anómala época de improbidades, lo único que pueda salvarnos es abrir caminos con la poesía.
-- ¿ Volveremos a la senda de Homero ?
-- ¿¡... !?
.
.
.

POESÍA ESPECTRAL

Nos orienta, para la composición poética, a usar el más amplio espectro del discantar y la atrevida recién llegada voz del reflejo.
Más el formato, que la sumisa matriz.
Más el cómo de la armonía, que el qué de la melodía.
Más arquitectura vegetal, que materia rústica.
Ni gongorizar ni estar en la vena lugoneante del realismo residual
Hacia una quebradura doble de la palabra y la sintaxis en cautiverio.
La del sueño.
La de la dermis simbolizable.
La de los significantes indulgentes.
Algún día caerá la viruta impresionista de la forma,
y todo será refinado fundamento,
asunto,
luz.

miércoles, 30 de junio de 2010

Vi

entre madrugadas chuecas
de enrulado mirar
vi
en la pequeñísima parte
de mi pasaje
degradación progresiva
que se repite
empatiza
no tiene miedo
de su brusquedad global
de su rentabilidad de los tiempos secuestrados
de sus dudosas artes
nomeacuerdonosabía
de sus alrededores


y siento
como el viento de mi costado
hace pecho
donde existir conlleva el destrono
durante el camino gris
que queda
abriré compuertas
al mudo aluvión
iré
por más memoria
a un despertar más chueco
donde ya vi
lo esencial
.
Juan D

domingo, 20 de junio de 2010

Falta


Páginas errantes
traídas por el viento,
partituras ciegas
que mi piano no interpreta.
Pentagramas
que no dicen nada de cierta
substancia,
destono inexistente en su destino.
Y la voz desbrujada
de un chelo que promete
un solo acorde
al final del vacío.
Juan D

domingo, 13 de junio de 2010

Tarde

.
Dejen verme sentado
en este banco de plaza
con un libro faldero
buscando los modos
espinosos,
las sombras,
una clave memoranda
tratando mi lugar.

Dejen bajar ese gorrión apurado
que me interrumpe,
risas de chicos desde las hamacas,
el taconear de pasos antiguos,
la voz sonante del vendedor de globos
y mi madre peinándome a la gomina.

No me distraigan de Borges.

Más allá del cordón pasan camiones
con mercancías,
los bocinazos se atropellan,
la vieja calesita a sangre deja oír una ranchera
y los labradores sacan a pasear a las señoras
y los bastones acompañan a los jubilados
y los barriletes remontan a los felices.
Ese cascarudo que se revuelca en la hojarasca
no me deja concentrar,
las hojas bordó del ciprés cubrieron la playa
aunque la sinfonía de metáforas sigue oculta
en el caminito de las hormigas.

Déjenme abandonar "El libro de arena"
en el banco.
Alguien vendrá a retomar aquel pasado
y lo que sigue,
alguien vendrá desde aquella época
a ver esta tierna unidad del infinito
y ese incesante tránsito
de mercancías
por la calzada
...desfilando...

Déjenme ir.

Juan D
-----------

miércoles, 9 de junio de 2010

Lengua de sentires

.
El idioma guaraní ha resistido, durante siglos, toda suerte de menosprecios y prohibiciones. Pero, su lengua trae en su esencia, la diáfana sonoridad de los orígenes.
Los amantes de las palabras seguimos fascinados por su modito afectuoso y cordial.
El guaraní no se impone a su interlocutor, sino apela siempre al sentimiento y la voz de quien lo escucha.
Es una lengua que aguza el oído.
Es confraternal porque necesita de la participación del Otro.

Es categórica porque tiene su origen ancestral en las comunidades originarias como destino de vida.
Es amorosa porque hace un culto de la solidaridad colectiva.
En los años precederos, y como parte de la pomposidad reinante, las palabras guaraníes han sufrido una gran dispersión e inmerecidos olvidos, bien propio de las deslealtades hacia las lenguas ágrafas.
Hoy necesitamos ayudar al guaraní conociendo sus vocablos y apreciando su verbo y musicalidad.

Juan D
.
KILÓMETRO 11 (Chamamé de Mario del Tránsito Cocomarola)
.
Narendápe ayú yeví
de nuevo a implorar tu amor.
Sólo hay tristeza y dolor
al hallarme mombirï.
La culpa manté arekó
de todo lo que he sufrido
por eso es que ahora he venido
jha kangui eté aikó.
Ani ke nde resái
que un día este cantor
le has dicho llena de amor
nderejehein nda vi ´aí.
Che ndaiku ´ai anghaité
si existe en tu pensamiento
aquel puro sentimiento
rrekóva che rejhé.
Ani nde pochi
angha che ndivé
desengaño ité
manté arckó.
.

Homenaje a Benarós

.
Soy nacido en San Pedro
pa´ que lo sepan,
unos vientos me traen
y otros me llevan.




Invitado: León Benarós