Diálogo con mi Otro

-- El Lenguaje es el camino y la Poesía el atajo.
-- ¿ Te parece que es así ?
-- Seguro. Pero, ¡atención! en el atajo nos encontramos con lo inesperado del sendero. Todo pedrusco tosco.
-- ¡Furtivo risco! Te agrego que el poema-travesía requiere de un esfuerzo descomunal para poder levantar el velo del horizonte.
-- Velo... velo... rugoso acre. Nos obliga a revisitar todo de nuevo. Engendrar cordeles.
-- ¡ Reeducarnos ?
-- Si. Se espera siempre que la poesía desenvuelva aquello diferente que no está a la vista de lo que seduce la acción de los hombres.
-- ¿ De qué materia está hecha la seducción de los hombres ?
-- Se hace muy difícil percibirla. Seguramente, en una anómala época de improbidades, lo único que pueda salvarnos es abrir caminos con la poesía.
-- ¿ Volveremos a la senda de Homero ?
-- ¿¡... !?
.
.
.

POESÍA ESPECTRAL

Nos orienta, para la composición poética, a usar el más amplio espectro del discantar y la atrevida recién llegada voz del reflejo.
Más el formato, que la sumisa matriz.
Más el cómo de la armonía, que el qué de la melodía.
Más arquitectura vegetal, que materia rústica.
Ni gongorizar ni estar en la vena lugoneante del realismo residual
Hacia una quebradura doble de la palabra y la sintaxis en cautiverio.
La del sueño.
La de la dermis simbolizable.
La de los significantes indulgentes.
Algún día caerá la viruta impresionista de la forma,
y todo será refinado fundamento,
asunto,
luz.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Aurora boreal

Tal vez lo sabía y sin recuerdos
que tu aurora boreal era resultado de topetazos
partículas cargadas del riscoso febeo
rosando una piel adulada de magnetismo
en auroras... auroras... auroras.

Tal vez lo sabía y sin apuros
la velocidad que alcanzan esos electrones
donde nuestras miradas de amantes se perdían
tras películas de nitrógeno-oxígeno-pasmo
en hechizos... hechizos... hechizos.

Tal vez lo sabía y sin silencios
tu abolengo nórdico de energía espacial
oculta tras oleadas de soltura y fausto
que me impidieron deshacer la incógnita de tu helios terrenal
en guapuras... guapuras... guapuras.


Juan Disante - Buenos Aires - Fin del estío

10 comentarios:

  1. Hola Juan que bonito.. lo entiendo lo siento.. lo percibo, de manera intuitiva... sentida.. sin retorno...

    y es muy muy intenso, sin duda.... gracias por tus envios.. son agradables y mágicos... de verdad..

    gracias Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan que bonito.. lo entiendo lo siento.. lo percibo, de manera intuitiva... sentida.. sin retorno...

    y es muy muy intenso, sin duda.... gracias por tus envios.. son agradables y mágicos... de verdad..

    gracias Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. es un autentico placer visitar tu morada y ser testigos de la suprema belleza que nos regalas en versos querido y admirado poeta. Infinitas gracias por hacernos participes de ellos. Muchos besinos de esta amiga admiradora.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante. Felicidades, poeta.

    Saludos desde
    Collages Vintage
    .

    ResponderEliminar
  5. Muy bello y rítmico poema, con unas imágenes sugeridas preciosas. Mis felicitaciones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. El aire surge invadido de poesía
    cuando se abre tu página,
    es un disfrute leerte

    ResponderEliminar
  7. JUAN,SOS VOS QUIEN NO QUERÍA MAS COMENTARIOS EN TU BLOG???,LA VERDAD,NO ME SUENA TU NOMBRE CÓMO QUE FUERAS VOS,MUY BUEN BLOG,BUENAS LETRAS!!!
    GRACIAS
    UN ABRAZO
    LIDIA-LA ESCRIBA


    blog actual veni!

    ResponderEliminar
  8. Aquí estoy, como en un breve viaje, otra vez en el comienzo de esta llegada. Toda la Letra de tu Bitácora mantiene la justicia de la economía. No hay una Palabra que no deba estar, ninguna ociosa, ninguna demorada en el paladeo de ningún goce que le quite la legitimidad que siempre tiene y mantiene tu impecable Poética, Juan.

    Me encantaba ya el primer epígrafe, excelente también el segundo epígrafe.
    Verdaderas declaraciones de principios Poéticos.

    Mis respetos siempre, y mi afecto.

    Virginia.

    ResponderEliminar
  9. Preciosa aurora, aderezo para tan bellas palabras…

    Un placer visitarte amigo…

    Bsos

    ResponderEliminar