Diálogo con mi Otro

-- El Lenguaje es el camino y la Poesía el atajo.
-- ¿ Te parece que es así ?
-- Seguro. Pero, ¡atención! en el atajo nos encontramos con lo inesperado del sendero. Todo pedrusco tosco.
-- ¡Furtivo risco! Te agrego que el poema-travesía requiere de un esfuerzo descomunal para poder levantar el velo del horizonte.
-- Velo... velo... rugoso acre. Nos obliga a revisitar todo de nuevo. Engendrar cordeles.
-- ¡ Reeducarnos ?
-- Si. Se espera siempre que la poesía desenvuelva aquello diferente que no está a la vista de lo que seduce la acción de los hombres.
-- ¿ De qué materia está hecha la seducción de los hombres ?
-- Se hace muy difícil percibirla. Seguramente, en una anómala época de improbidades, lo único que pueda salvarnos es abrir caminos con la poesía.
-- ¿ Volveremos a la senda de Homero ?
-- ¿¡... !?
.
.
.

POESÍA ESPECTRAL

Nos orienta, para la composición poética, a usar el más amplio espectro del discantar y la atrevida recién llegada voz del reflejo.
Más el formato, que la sumisa matriz.
Más el cómo de la armonía, que el qué de la melodía.
Más arquitectura vegetal, que materia rústica.
Ni gongorizar ni estar en la vena lugoneante del realismo residual
Hacia una quebradura doble de la palabra y la sintaxis en cautiverio.
La del sueño.
La de la dermis simbolizable.
La de los significantes indulgentes.
Algún día caerá la viruta impresionista de la forma,
y todo será refinado fundamento,
asunto,
luz.

viernes, 16 de julio de 2010

Voz


Sé que me gustó imaginar tu voz
aquella antigua
sin tiempo
creyendo en ella
qué otra cosa pude hacer
que escucharla al trasluz
divisar una acústica sin vuelo
rodeada de sinónimos
qué cosas pude prever
en la sinceridad de homónimos
construídos con lengua materna
arrullado
en el más común de los sentidos
escuché decir lo grave
de verdades vacías
sobrevenidas del decir
explicando el tacto
la piel
supe de algo que dirime cosas encontradas
para quedarnos ambos
sin voz
sin voces que intentaran la palabra
para apenar esta caída

Juan Disante

7 comentarios:

  1. Conmovedora letra Juan, felicitaciones!
    abrazo

    Elisa

    ResponderEliminar
  2. Qué buen poema. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  3. ¡Precioso! Un placer leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué voz no hace su caída en las verdades vacías, las incomprensibles, las que devanan y rebanan la razón hacia la primera pregunta.
    Finalmente en el trasluz de la voz, que es su Silencio, a veces, entendemos ese pentagrama.

    Juan, la desnudez de tu Poética es una daga dulce.

    Te abrazo.
    Virginia.

    ResponderEliminar
  5. ¿Para qué intentar las voces de verdades sin luz y de acústicas sin vuelo?
    La palabra tienen que remontar te tiene que salvar de la caída, Juan.
    Descubrí los vuelo en el trasluz de lo dicho.Tu poema me pareció una crítica excelente a la banalidad y la vanidad mediática.
    Tal vez, en otra lectura me aparece un desencuentro amoroso.
    Me gustó leerte. Me angustió un poco y me rebeló bastante.
    Gracias,
    Graciela

    ResponderEliminar