Datos personales

Mi foto
En elaboración, hasta que pueda desocuparme y termine de medir el caudal de significantes que corre por las cañerías. Contacto: juansoloideas@gmail.com

Octavio Paz

"El poema es un espacio cargado de inminencia, una parvada de signos que buscan su significado. Y la nueva poesía será de la otredad, una poesía en la que se juega una percepción simultánea de que somos otros sin dejar de ser lo que somos y que, sin cesar de estar donde estamos, nuestro verdadero ser está en otra parte".

El Otro

Lacan dice que la constitución del cuerpo depende del Otro. Es a partir de la relación con el Otro primordial que se constituye el cuerpo del niño. El otro, al mismo tiempo que lo confronta con su imagen, le dice por ejemplo: "Tenés los ojos de tu padre".
Esos significantes pronunciados por los padres se ligan a su imagen y se incorporan a la identidad que el niño asume.
La identificación simbólica impide que el niño quede atrapado en el mundo imaginario.

Seguidores

¿Literatura autista-verbosa?


Jacques Lacan sorprende cuando indica que no es el mutismo lo que le parece lo más sorprendente entre los autistas, sino la verborrea. Ni siquiera se trata de una observación clínica, cuya pertinencia no se dudaría, sino de la orientación esencial para abordar la especificidad de un tipo clínico original. ¿Qué es la verborrea? Sino un uso de la lengua de donde la enunciación se ausentó. Ahora bien, la enunciación inscribe el goce vocal en el campo del lenguaje. La voz como objeto pulsional no es la sonoridad de la palabra [voz], sino la manifestación en el decir del ser del sujeto.Es una constante mayor del funcionamiento autístico el protegerse de toda emergencia angustiosa del objeto voz. De la suya propia, por la verborrea o el mutismo, de la del Otro, por el evitamiento de la interlocución. El autista es un sujeto que se caracteriza por no haber incorporado el objeto vocal que soporta la identificación primordial, resulta de eso una carencia de Sí, en su función representativa del sujeto. Cuando el goce del viviente no se cifra en el significante, la manifestación clínica más manifiesta, subrayada por todos los autistas de alto nivel, reside en una escisión dolorosa entre los afectos y el intelecto. Las otras características del cuadro clínico son algunas de las consecuencias.
La representación más difundida autista es efectivamente la de un ser mudo, de modo que Lacan sorprende, con ocasión de una de sus raras indicaciones concernientes a estos sujetos, calificándolos de "verbosos": "Qué le cueste entender [escuchar], dar su alcance a lo que dicen, no impide que sean personajes más bien verbosos”

psicologia

Diálogo con mi Otro

-- El Lenguaje es el camino y la Poesía el atajo.
-- ¿ Te parece que es así ?
-- Seguro. Pero, ¡atención! en el atajo nos encontramos con lo inesperado del sendero. Todo pedrusco tosco.
-- ¡Furtivo risco! Te agrego que el poema-travesía requiere de un esfuerzo descomunal para poder levantar el velo del horizonte.
-- Velo... velo... rugoso acre. Nos obliga a revisitar todo de nuevo. Engendrar cordeles.
-- ¡ Reeducarnos ?
-- Si. Se espera siempre que la poesía desenvuelva aquello diferente que no está a la vista de lo que seduce la acción de los hombres.
-- ¿ De qué materia está hecha la seducción de los hombres ?
-- Se hace muy difícil percibirla. Seguramente, en una anómala época de improbidades, lo único que pueda salvarnos es abrir caminos con la poesía.
-- ¿ Volveremos a la senda de Homero ?
-- ¿¡... !?
.
.
.

POESÍA ESPECTRAL

Nos orienta, para la composición poética, a usar el más amplio espectro del discantar y la atrevida recién llegada voz del reflejo.
Más el formato, que la sumisa matriz.
Más el cómo de la armonía, que el qué de la melodía.
Más arquitectura vegetal, que materia rústica.
Ni gongorizar ni estar en la vena lugoneante del realismo residual
Hacia una quebradura doble de la palabra y la sintaxis en cautiverio.
La del sueño.
La de la dermis simbolizable.
La de los significantes indulgentes.
Algún día caerá la viruta impresionista de la forma,
y todo será refinado fundamento,
asunto,
luz.

sábado, 25 de mayo de 2024

Palabras preliminares del taller poético del año.


Estaremos a la búsqueda de una poesía idealmente abstracta, alejada del arrobamiento y con mayor fuerza, amplitud y libertad en el manejo de las representaciones simbólicas y alegóricas. Que en sus referencias, la palabra tenga una inter conexión indirecta, un rodeo, con otros conceptos. Relacionar a fondo lo emblemático y el significante del poema. Poemas que puedan modificarse, agregarles o cambiar algo cada día.

Claro, esto requiere tomar alguna distancia hacia adelante del entendimiento habitual, doméstico; que tal vez por muy usado, produce un acostumbramiento que nos retiene, nos descamina.   
 Hace ya tiempo, escuchamos a Alberto Einstein explicar que la Teoría de la Relatividad no podía entenderse aplicando la lógica formal conocida, sino con un pensamiento indeterminado de aplicar cálculos matemáticos de otros valores en su momento, no mejores ni peores, sino corridos de lo conocido.   A su muerte, los científicos de la época decidieron investigar su cerebro. Craso error, pues de ese modo estaban buscando elementos superiores (o de misterios no terráqueos) en su cabeza; cuando en realidad, de lo que se trataba era de romper con las tradiciones matemáticas algo valladas, y de abrirse a conceptos teóricos más revolucionarios hasta allí. 
Del mismo modo las palabras y frases literarias deben investigar lugares no recorridos y donde sea necesario crear nuevas intenciones donde hasta hoy hayan sido inexistentes. 
Está cercano el cambio producido por Joyce, que como Baudelaire, hacía gran literatura con las sordideces del mundo cotidiano, mientras Y. S. Eliot publicaba en 1922 el número inaugural de la poesía modernista "La tierra baldía". Tanto la aparición de trabajos de uno y otro tienen la importancia de un descubrimiento científico reflejando el panorama de futilidad y anarquía que es la historia contemporánea, y encuentran allí una yuxtaposición fragmentaria de tiempos, lugares, escenas, idiomas, giros repentinos, registros de lengua, estilos, formas de versificación, matices semánticos, distintos efectos rítmicos o métricos, uso sutil de coloquialismos, jergas, neologismos, sintaxis, puntuaciones, etc. Todas sofisticadas palabras y recursos para su época. Todo rodeado de una sociedad mundial moderna, donde las certezas estallan en pedazos. Además de la resignación y desesperación inevitables de los pueblos que aparecen ocultas tras disfraces que la literatura se toma la tarea de desenmascarar. 
Pero, más cercano a nuestra época se encuentra una de las creaciones más importantes del siglo XX y una de las actas más sólidas de la modernidad mundial: la poesía de César Vallejo. Para las lectoras y lectores, enfrentar la obra de la figura más importante del verbo peruano y latinoamericano, se constituye en el desafío de una de las aventuras más extremas del arte lírico avanzado. 
Sigue...                                                                                          Juan Di  
---------------------------------------------------------------------------------------------------                                                            PARAPETO
Cómo decir de otra forma
en el parasitismo no me siento
a las ocho entramos
con mis compañerxs
en las máquinas no está
la resolución imaginaria 
desde nunca
tranqueando metales
ni en el trato malvendido
con desacuerdo del abucheo
ni en mi horaciano decir
gusto a duda siento
bronca a bruma
ni en la arcadía confecionaria
un ramalazo lego.
                                                                          
image.png
Aun cuando aquello
salimos al crepúsculo
un épico soleado por venir
chapurreado
valía resonancia cuesta atalayar
insume temple
estrecharnos y saltar caminos
concertar idea y mengua
vapulear
fraguar
miga y caudal
no atramparse
imaginar osar brío y coronar
todo eso
y algo más.... 
Juan Disante  -  Buenos Aires  -  20/5/24

miércoles, 8 de mayo de 2024

La playa


Dice el Juan Disante (Buenos Aires), autor de este poema: "Desde mediados de diciembre que no puedo escribir... Nada surge... Creo que el sol es el gran culpable... Un asolanado bloqueo carpeano, febóstico y caldoso... O también tal vez, el engolondrinarse y no tener hechura. Vaya esto como recomienzo, como nuevo destete". Verdaderamente, valió la pena esperar. Eliza


El verano se ha ido con tus cosas a cuesta.

Sólo me queda barrer las arenas

con un paso enlutado

y encontrar las sombras

de tus perdidos clamores,

tu lápiz labial,

una horquilla,

tus preguntas,

el anillo,

tu esencia preferida,

la discusión sobre el desarreglo.

Tu acaracolada huella mutará mi forma.

                                             Sólo me queda

pedirle al mar que no se la lleve

con la última ola,

hasta algún otro cierto

destonado verano.

                                                                           Di Juan                                                                                                                      .

viernes, 26 de abril de 2024

Trabajos anteriores

Falta



Páginas errantes
traídas por el viento,
partituras ciegas
que mi piano no interpreta.
Pentagramas
que no dicen nada de cierta
substancia,
destono inexistente en su destino.
Y la voz desbrujada
de un chelo que promete
un solo acorde
al final del vacío.

Juan Disante

                                       _____________________________________


Tarde


.
Dejen verme sentado
en este banco de plaza
con un libro faldero
buscando los modos
espinosos,
las sombras,
una clave memoranda
tratando mi lugar.
Dejen bajar ese gorrión apurado
que me interrumpe,
risas de chicos desde las hamacas,
el taconear de pasos antiguos,
la voz sonante del vendedor de globos
y mi madre peinándome a la gomina.

No me distraigan de Borges.

Más allá del cordón pasan camiones
con mercancías,
los bocinazos se atropellan,
la vieja calesita a sangre deja oír una ranchera
y los labradores sacan a pasear a las señoras
y los bastones acompañan a los jubilados
y los barriletes remontan a los felices.
Ese cascarudo que se revuelca en la hojarasca
no me deja concentrar,
las hojas bordó del ciprés cubrieron la playa
aunque la sinfonía de metáforas sigue oculta
en el caminito de las hormigas.

Déjenme abandonar "El libro de arena"
en el banco.
Alguien vendrá a retomar aquel pasado
y lo que sigue,
alguien vendrá desde aquella época
a ver esta tierna unidad del infinito
y ese incesante tránsito
de mercancías
por la calzada
...desfilando...

Déjenme ir.

___________________________________________



Senso


.
No soy un número en las estanterías

Por las mañanas al levantarme
el mar sacude mis orillas,
las cataratas me contienen,

el viento que rodea mis piernas
se lleva los pantalones.
La lluvia altera todo goce
cuando desde el balcón miro el cielo
buscando gaviotas
desnudo

Si en todo esto alguien supone sexo,
no está mal,
supone sexo.
En las ramblas de los márgenes
retumba la gran ciudad,
dentro de ella los mercados
desatan sus gritos
sus pasiones.
Los feriantes descargan hortalizas de sus carros,
en sus mandados las señoras
inclinan la cabeza sobre las nabizas,
un joven mira como una joven
aspira el aroma de las frutillas,
las muchachas cohibidas tocan con su meñique
los pimientos rojos.

"Deme medio kilo, pero que sean lindos".

Todo sonríen de felicidad.
La voz de un tenor le canta a Nápoles.
¿Acaso el mar no entrega su sal al piropo perdidizo
del alcachofero?
¿Y el viento no levanta las faldas de las niñas
que compran perejil?
¿No será que la lengua de las cataratas lame el ombligo de las toronjas
y la lluvia eterniza los humedales del género?
Una pareja de perdigueros juguetea al tocamiento.

El erizo alardea de arrullos.

El aroma de la albahaca se mezcla con los del pecorino.
Y el puestero de pescados,
que acaba de abrir una corvina para la parrilla,
sopla un beso al aire que termina cayendo
en una cadera bendecida y ostentosa.
Las aguas salobres y yodadas
mojan los pies de los changadores que cargan cajones
repletos de zanahorias betacaroténicas y remolachas azoradas de osadía
para la piel bronceada de las casaderas.

No soy un número.

No encuentro respuesta a los glotones apetitos
de la ciudad,
sólo reconozco en los íntimos mercados
el dejarse rodear por la libidez de un mar retozón
en olas que acosan la costanera del senso.
Bienoliente mar
que no cabe de travieso
en donde la expansividad del pepino,
la carnalidad del brócoli,
o la coquetería de las achuras
son sólo una excusa para el cariño
de las mañanas juguetonas
del tira y afloja.

___________________________________


Rayo Verde


En tanto amanezca
iré pensando en mis modos,
tendré tiempo de meritar tus palabras,
tus reparos,
mi higado,
mi condición de empuñar la lapicera,
el tenedor,
las visceras,
de inclinarme a recoger tu pañuelo,
de revisar mi calado.
Esperaré al paso
el mutar de la crisálida que convocamos
en cada mocedad
y cada caracola de la playa de Villa Gesell
atestará mi dilección por tí
y la albeada espuma nos instará,
me dirá algo más sobre el ataque de pánico.
No esperaré la claridad para que explique los acentos
los símbolos de tus significantes
ni a esta metonimia que me lleva.
Daré una vuelta por la cadencia del verbo
y como dices
me dejaré de engorros
al regreso de los pasos de esta retórica,
de este quimérico peñasco
que me huye,
de cada parte de mi todo
que abandona la tinta capilar
que me irrumpe.

Tal vez, cuando amanezca,
cuando ese primer rayo verde
atraviese el firmamento sobre mi ceño,
cuando tu dejes de enamorarte de Paul Celan
... empezaré de nuevo.


_______________________________________



Capturar la obra





Desmalezo el arte cuando encuentro sus silencios,
cuando me acerco a sus límites,
cuando arribo al extremo de esa frontera
donde la materia se transmuta.

Sigue estando
aunque cambiada,
si pudiera conocer el cómo y el por qué,
alguna finalidad,
el sentido,
su dirección.

Algo en la obra se resiste a comunicarme
su significado,
ver lo uno en lo otro,
lo extranjero,
me acerco en puntas de pié
y cuando más me acerco, mayor confusión,
son sólo manchas,
el objeto resbala.

Cercano a los desbordes infranqueables de sus límites
el fuerte tiza de su color hispano,
el derrumbre herrumbre del espesor
se propasa,
la obra escapa a la clandestinidad.
¿Cómo representar lo irreal...
cuando lo que se ve no es exactamente lo que se ve?
Invisible subversión.

jueves, 18 de abril de 2024

No espero que nadie lo diga

Elijo los sueños

elijo desbrozar fibra a fibra
a los míos
hacia adentro
hacia mi mal querido ego.
Con la mano izquierda de mi pluma
hago acordes con voz baja,
con la derecha no sale la melodía
bramando.
La realidad es sombría
impenetrable
porque allí no están sus raíces.
La vida nueva que mata a la vieja
que tapa mis goteras
la perplejidad
se encuentra en reposo
en el interior de la memoria
dilata en desentrañar el texto
en desmalezar el total
y fluye.
La realidad puede ser deconstruída :
su rizoma está en hacer noche en la imaginación
de los deseos.
Juan Disante - Argentina

domingo, 14 de abril de 2024

No me quiero nívea, no me quieras casta.

 ´.

( Anoche en un sueño mantuve un diálogo con Alfonsina Storni ) 
En el entrecomillado están sus propias frases extraídas de sus poemas.    Juan Disante.

-- Me huyen ideas sin terminar

-- "Lector aplicado de aquel abecedario"

-- Flotando en el éter
-- "Algo de otras edades, de una extraña grandeza" 

-- Balbuceada errante
-- "La araña no ha cesado de tejer con su hilo"

-- Perdiendo el concepto pierdo mi sino
-- "Mi filósofo triste contempla escombros"

-- Donde lo cierto está en el final
-- "A lo lejos se pierde la figura del hombre"

-- Tendrá que haber algo más allá del descuido
-- "No en lo jardines negros del engaño" 
  
-- Los signos se me escapan en lo indescifrable
-- "El sol entolda sobre el rascacielo"

-- Extravío mi memoria y huella cívica
-- "Alma quebrada papel desganado"

-- ¿Dormiré sobre escarcha?
-- "Toca con las manos la tierra mojada"

-- Siento elocuencias de augurios en duda
-- "Apagadle la voz de madera arrebujada"

-- Tal vez sea taimada
                                                               ( No querido Juan...  )
-- "Es el brillo verdinegro de los muertos pantanos"

-- ¿Descarrío lejano de la fe?
-- "Más puede el miedo que la muerte"

-- Juro por la letra insistir hasta lo cierto del final
-- "Allá en el fondo donde ruge el león del pensamiento"

-- Con tu verbo, apareceme algo que me será revelado: el mar y el universo.
-- "Voy a dormir nodriza mía, acuéstame 
Ponme una lámpara a la cabecera
una constelación; la que te guste".
J.D.


viernes, 5 de abril de 2024

¿Hay algo más allà de la idea?

1 -

La esencia linda con el comienzo

albor y linaje
modo de la hidalguía
antecedente del amanecer.
2 -
Antes siempre el concepto
el vislumbre de la búsqueda
la obstinación con la palabra
la manía procedente.
3 -
Luego de entroncar con dudas
el bordeo de la niebla
el fraguado del verbo mal trazado
tal vez trivial abolengo 
corto argumento-oscura noción.
4 -
Del final omega no se habla
no se piensa
no se vislumbra
no se siente.
5 -
Anocheciendo
                          Juan Disante - 4/4/24 - 

miércoles, 20 de marzo de 2024

El Parecer

 .

martes, 19 de marzo de 2024

Atasco

 .

Puente Saavedra
un obrero bebe un vino y mira
fui soso toda mi vida
transité de inocente a culpable
¿de qué se trata este juego?
todo te choca
buscar adjetivos
desolaciones
este entuerto
a diestra y siniestra
¿Cómo entramos?
cómo hacemos para salir
uno no encuentra palabras
orfandad lingual
geografía incierta
hablar en mandarín
¿se aprende sobre la marcha?
lo vimos y no aprendimos
uno es uno
no lo otro
te encontrás con otras 
ruedas atascadas en el barro
el infierno de Dante
¿va a seguir así?
recién comienza y es prematuro
nos resistimos
liendres dedicando amores
siguendo la alerta roja
hay de todo para todo
intrusión de viento oscuro
aspaventados por el cortaviento
destituído
descréditado
desorejado.

Juan Disante  -  5-1-24

Fallido

 Había visto en este diciembre ido

dos afluentes sin apuros
anclando horizontes separados
con certezas discontinuas
arrostrados por retóricas verbales
apechugados por inducción inerte
(unidos por pulsión de muerte).
Habré ojeado sólo en diciembre
a unos muy sueltos de cuerpo
bien peinados y corbata al cuello
tinieblas ciegas
híbrida prosa
capaces de excederse de sí mismo.
(ululando desorientes).
Percibía otros con dos palomas
y tres nubes en sus frentes
con saberes que recuperan la memoria
tercos insistentes de lo veraz
milicianos del verso rústico
no habrá pontón pero sí razón.
(voy afirmando en mente).
Sí, pude distinguir en soledad
mundillos inversos
amaneceres discordantes
pretéritos imperfectos
siestas interrumpidas
recogimiento y retiro
(averiguados precedentes).
Hasta más ver
quisiera notar en algún diciembre
participios nominadores
el rehacerse después del desgarro
dar vuelta el registro verbo
turba y conciencia del "vería"
(de la profesante fuente).
Que en algún diciembre manso
el lenguaje no nos abandone
que no valga la pena el apagón final
ni con metáforas artificiales
ni con venias algorítmicas.
Solo igualdades gramaticales
(... como faltoso repitente).

                            Di Juan  24-12-23

viernes, 5 de enero de 2024

El Tiempo Perdido

 Aquellas horas del tiempo perdido

convierte en aplomo la rémora verso
llora el peso de lo abandonado
transita el latigazo del arrepentido.

¿A quién pedir rebobinar el acuerdo ?
sin dejar de crecer en el pasado
sin confundir futuro en oscura niebla
sin subyugar en blanco borrador... 
... el recuerdo.

                                                               Juan Disante  -  5/1/24  -  10 hs. -
                                                                                                                                                                   Feliz año.

lunes, 1 de enero de 2024

Vago 24

 Fue fecundo el 23

le dio forma a la voz
la hizo material
dejó ver el bebé de un gigante
la razón de un naciente
extrañaremos la llamita del 23
huiremos de sus riesgos fatuos
pediremos que nos visite
ya habíamos estado con él
instalado en la piel ramificada
no es un adivino el 23
es profeta y nos vigila
la búsqueda de un nuevo camino
apenas señalado
advierte sobre los peligros 
de la cómoda ceguera
el 23
previene sobre nuestra mansedumbre
empellón anunciado a nuestra adolescencia
señala el momento privilegiado del 24
comenzará a amontonarse el silabario
a transmitir el vértigo
la atención de las propias responsabilidades
la autonomía de San Mateo
relación entre realismo y ficción
o locura
si preferir lo que viene del 24
por lo ignoto 
los subtítulos
lo desafiante
lo insoportable
el dominio de nuestras decisiones
aún sin un gran deseo descubierto
creyendo que se acerca el fin de algo
espectador del escarnio de la letra
de la historia
lo vital puede pasar a la historia
lo evocativo puede pasar a un costado
esclavos del nacimiento somos
el 24 es un fantasma cultural desconocido
rebelde - incierto - crítico - audaz - único
o lo contrario desde la lingüística
arribar a pequeñeces
para el 24
señalar una nueva teoría podría condenar
el futuro de quienes trazan estas palabras :
lo incontestable del 24.
Juan Disante  -  Argentina  -