Diálogo con mi Otro

-- El Lenguaje es el camino y la Poesía el atajo.
-- ¿ Te parece que es así ?
-- Seguro. Pero, ¡atención! en el atajo nos encontramos con lo inesperado del sendero. Todo pedrusco tosco.
-- ¡Furtivo risco! Te agrego que el poema-travesía requiere de un esfuerzo descomunal para poder levantar el velo del horizonte.
-- Velo... velo... rugoso acre. Nos obliga a revisitar todo de nuevo. Engendrar cordeles.
-- ¡ Reeducarnos ?
-- Si. Se espera siempre que la poesía desenvuelva aquello diferente que no está a la vista de lo que seduce la acción de los hombres.
-- ¿ De qué materia está hecha la seducción de los hombres ?
-- Se hace muy difícil percibirla. Seguramente, en una anómala época de improbidades, lo único que pueda salvarnos es abrir caminos con la poesía.
-- ¿ Volveremos a la senda de Homero ?
-- ¿¡... !?
.
.
.

POESÍA ESPECTRAL

Nos orienta, para la composición poética, a usar el más amplio espectro del discantar y la atrevida recién llegada voz del reflejo.
Más el formato, que la sumisa matriz.
Más el cómo de la armonía, que el qué de la melodía.
Más arquitectura vegetal, que materia rústica.
Ni gongorizar ni estar en la vena lugoneante del realismo residual
Hacia una quebradura doble de la palabra y la sintaxis en cautiverio.
La del sueño.
La de la dermis simbolizable.
La de los significantes indulgentes.
Algún día caerá la viruta impresionista de la forma,
y todo será refinado fundamento,
asunto,
luz.

jueves, 6 de octubre de 2011

Solo


.


¿Qué irá pensando ese hombre que camina solo por la vereda angosta?
que el salario no alcanza para su sustento
que es tan gregario en su soledad
que le da por ser interior cada viernes por medio
¿Qué irá pensando?
Debo concederle su polifonía
cuando admira las grandes columnas
los ascensores de treinta pisos
y las tortas cubiertas de crema en las pizzerías.
Debo concederle que siga admirando el progreso
con sus manos en el bolsillo
que siga depreciando por dentro sus propios zapatos
que siga esperando…
que siga esperando vaya a saber qué.
Pero no puedo concederle
que yendo a ninguna parte
que el hombre solo pensando
se sienta transitorio
no se salga más allá de él.


Juan Disante - Octubre / 2011



5 comentarios:

  1. Que sea SOLO para meditar... aveces es necesario vagar con nosotros mismos.

    Un cálido abrazo, Juan!

    ResponderEliminar
  2. Bello y emotivo poema mi querido amigo. Te mando mi cariño. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. es importante poder hacer un recorrido po nuesro interior y comenzar a descubrir que quizás seamos más importantes de lo que nos consideramos. Cariños

    ResponderEliminar
  4. Otra vez visitando tu Templo, tu Tierra Santa. Me siento una impía recorriendo la sacralidad del Lar de un Poeta que respeto tanto, Bíblico Juan, Poeta.

    ResponderEliminar