Diálogo con mi Otro

-- El Lenguaje es el camino y la Poesía el atajo.
-- ¿ Te parece que es así ?
-- Seguro. Pero, ¡atención! en el atajo nos encontramos con lo inesperado del sendero. Todo pedrusco tosco.
-- ¡Furtivo risco! Te agrego que el poema-travesía requiere de un esfuerzo descomunal para poder levantar el velo del horizonte.
-- Velo... velo... rugoso acre. Nos obliga a revisitar todo de nuevo. Engendrar cordeles.
-- ¡ Reeducarnos ?
-- Si. Se espera siempre que la poesía desenvuelva aquello diferente que no está a la vista de lo que seduce la acción de los hombres.
-- ¿ De qué materia está hecha la seducción de los hombres ?
-- Se hace muy difícil percibirla. Seguramente, en una anómala época de improbidades, lo único que pueda salvarnos es abrir caminos con la poesía.
-- ¿ Volveremos a la senda de Homero ?
-- ¿¡... !?
.
.
.

POESÍA ESPECTRAL

Nos orienta, para la composición poética, a usar el más amplio espectro del discantar y la atrevida recién llegada voz del reflejo.
Más el formato, que la sumisa matriz.
Más el cómo de la armonía, que el qué de la melodía.
Más arquitectura vegetal, que materia rústica.
Ni gongorizar ni estar en la vena lugoneante del realismo residual
Hacia una quebradura doble de la palabra y la sintaxis en cautiverio.
La del sueño.
La de la dermis simbolizable.
La de los significantes indulgentes.
Algún día caerá la viruta impresionista de la forma,
y todo será refinado fundamento,
asunto,
luz.

domingo, 19 de marzo de 2017

¿Literatura autista-verbosa?


Jacques Lacan sorprende cuando indica que no es el mutismo lo que le parece lo más sorprendente entre los autistas, sino la verborrea. Ni siquiera se trata de una observación clínica, cuya pertinencia no se dudaría, sino de la orientación esencial para abordar la especificidad de un tipo clínico original. ¿Qué es la verborrea? Sino un uso de la lengua de donde la enunciación se ausentó. Ahora bien, la enunciación inscribe el goce vocal en el campo del lenguaje. La voz como objeto pulsional no es la sonoridad de la palabra [voz], sino la manifestación en el decir del ser del sujeto.Es una constante mayor del funcionamiento autístico el protegerse de toda emergencia angustiosa del objeto voz. De la suya propia, por la verborrea o el mutismo, de la del Otro, por el evitamiento de la interlocución. El autista es un sujeto que se caracteriza por no haber incorporado el objeto vocal que soporta la identificación primordial, resulta de eso una carencia de Sí, en su función representativa del sujeto. Cuando el goce del viviente no se cifra en el significante, la manifestación clínica más manifiesta, subrayada por todos los autistas de alto nivel, reside en una escisión dolorosa entre los afectos y el intelecto. Las otras características del cuadro clínico son algunas de las consecuencias. 
La representación más difundida autista es  efectivamente la de un ser mudo, de modo que Lacan sorprende, con ocasión de una de sus raras indicaciones concernientes a estos sujetos, calificándolos de "verbosos": "Qué le cueste entender [escuchar], dar su alcance a lo que dicen, no impide que sean personajes más bien verbosos”

psicologia
        
   Ver nota completa:   http://hilosde-ariadna.blogspot.com.ar/2011/11/mas-bien-verbosos-los-autistas.html

lunes, 26 de diciembre de 2016

La casa grande III (en construcción)

Resultado de imagen para cielo

Tenme bajo tu techo fiel
es bueno hablar
Universo
individuo y total no separados
lo bueno/malo no existe (coexisten)
no hay apetitos
sólo deseos
soles enteros tapando las sombritas
de los rostros
bajo la leche cósmica del nacer
francas puertas de ingreso
de tierra negra en tu amplio estar
infinitas ventanas a lo por venir
formación estelar
fuimos hechos
de tu donada materia oscura
de masas solares
de energía galáctica
cúmulo-relumbrón de nuestro ser
completando la ceñida medida de crecer humanos
semilla nuclear sostendremos
sin albas ni ocasos
soy retirada célula asombrada y muda
un corto astrónomo en busca de tus habitaciones
para sentir tu aliento de esplendor
alojarme en la hamaca paraguaya
tejida con cuerdas del Bosón de Higgs
donde me siento ileído
el dormitorio donde una mujer y un hombre
hacen la siesta
se aman
sueñan
eluden el llanto
la cocina donde antojamos el desayuno
la sopa
el día
abrigándonos en el fogón de los dichos
tomándo lo necesario
donde nadie juega a los dados
criamos a nuestros hijos
en jardines de pura luz
el campo adentro de Einstein
la materia y todo su contrario
donde todo se apelmaza
fluyendo de proposiciones en veloz calma
nada es estable e inmutable
con leyes tan cercanas a certezas ausentes
rehuyendo el dolor
no habrá armónicos fárragos de babeles
sin bretes
sin conversión
esperanzando a Stephen Hawking
muestranos tu lengua súper simétrica y quebrada
donde amadrigaron sus nidos
lejanos abuelos en cobijas soleadas
de sistemas eclípticos
y una universalidad espejante
que copió nuestros cuerpos mortales
nuestras descendencias
nuestros hogares tibios de cenas humeantes
orbitando
hay observancia en las ventanas
hay recurrencia en lo que parece desorden
explicaba Poincaré:
memoria
resonancia
franquear  la casa
sustraerse a las diferencias
tal vez deberíamos
ayudar a la creación a evitarle el trabajo
del buen orden cósmico:
entendernos en el cuidado
de nuestra residencia abierta
de nuestros acervos
y después del banquete
muchas palabras
adomiciliarnos 
                         adomiciliarnos
                                                  adomiciliarnos





Juan Disante - 21/12/16 - Solsticio de invierno                


viernes, 11 de noviembre de 2016

Pelusitas

Resultado de imagen para buenos aires ciegos subsuelo
El amarillado prevalecer de la fachada sorda
se interpone apurado
repentino
a traspié
a los pasos austeros de los no ávidos
en las caminatas con olor a arena
sobre los adoquines pisoteados del tiempo
y no hay respuesta del (h)ermitaño Hermes
sólo sonsacar al último tren descarrilado
a los huecos sabedores de huecos
que temen de las pelusitas que crecen
hoy no mañana sí
que no se afligen por los distintos verbos
peticionantes del quiero más
por la subterránea Buenos Aires
donde los ciegos siguen rompiendo sendas
tientando paredes. 
JuanD

lunes, 7 de noviembre de 2016

El Tiempo


descarga (5)
Engraciamiento y escarnio pasionales
están muy cerca recorriendo uno a uno los asuntos
constatan
repelen
intercambian frecuencias
malogran el dicho antañón aún vigente
reparten la vara de cada instante
sostienen matraqueos al aire factible.
                          —-
Y un día se van de sí
interponen calzas entre inocencia y desapego
desguace y absolución
desarmonía y maridaje
rencor y bobera.
                        —-
Al cabo
se abalanza con sus omegas
el Tiempo desojerizado
sin tirria ni adoración terrenal
y consigue lo que no alcanzó la razón del periquete:
despunte final de su achicharrante piel
tan cerca de lo esencial.
Juan Disante  -  

sábado, 5 de noviembre de 2016

... voy a decir



... voy a decir
si un día decido correrme del despojo
de los insectos e insecticidas
correrme de las plumadas
también de estas hojitas
              que le importará al trueno que lo lean
las raíces buscan el cielo
lo inteligible
              el acento

si un día decido
me correré del verbo más fecundo
del grunimiento apellidado texto
              luengo hacer me espera sólido
me correré y me corro
hasta tanto alboree
las manus palabras ya no alcanzan
              que cae de su peso 

domingo, 30 de octubre de 2016

Cómo decir



user_50_0ulises_y_las_sirenas
Cómo decir voluntariado         
como quién dice ayudar
sin recibir
sin oropeles
cerca del ganado rodear la peste
incendios y tragedias bélicas
angustias marcadoras de vidas
horrores en la destrucción de aldeas.
Cómo decir el vuelo del mal
la furia de los extremos
la tortura adrenalínica de los jueces                                                        
la genocidación de los que toman el tren de las 6
todos los días soleados.
Nos circundan los que aducen el cebarse
a quienes hacemos la crónica de los muertos
a quien no quiere admirarse más a sí mismo
a quienes creen en lo solidario
de dejar la pluma
y salvar la vida.
                          ¿Cómo decir… voluntariado?

Juan Disante – Verano del 15
La pintura de John Waterhouse (1891), representa al poder del hechizo para apartar al Hombre de su ruta

jueves, 27 de octubre de 2016

Tardío soplidito


Resultado de imagen para viento

El rebelde romántico que me asoma
me ha dado en el reencuentro
me ha empujado a ese soplidito del cruce  
puniblemente supuesto
enflautado.
Y allí fuimos con gestos entre los dedos
con previas prosas escritas
revisitadas
memorizadas.
Pero la luz no bastó
dimos de cara al extrañamiento
de una liberación de cadenas
confinadas a un retiro seco
que sigue esperando.
Y ha dejado todo así
sin razón
he muerto de remotas luces
ha muerto de remotas luces
Sin razón
Y hemos muerto de pensamiento y materia
sin razón.
Mi almohada la recuerda
en un demasiado tarde
tal como un muro de cenizas
que nos obliga a aceptar este no entiendo
este inexplicable volar por la vaga brisa
de las cartas mal escritas
de ortografía sesgada
fallidas de ventolera azul
norteña.  
Juan Disante

domingo, 9 de octubre de 2016

Memoria


Debo confesarte lo inconfesable
esperarte al pie de lo eterno
enterrar lo susodicho
el hacha contra la ley
el insolente eufemismo
el estruendo contra el hombre
el vómito contra la protesta
resistidora.

Necesito volver a pasar por tus horas
en algún sitio están los cuerpos
que desarticulan la esencia esdrújula de mi inclusión
antepenúltima
resistente.

Las voces íntimas de la reconstrucción nos llaman
me hacen fuerte
la búsqueda de tanto hueso ahuecado
el antónimo de un olvido que ofende
( adversator )
la resistencia.

Si no te supiera frágil no te convocaría
si no fuera incompleta tu indigente escasez
la exigua tozudez de no convertirte en presente
tu vacilación frente a lo banal
tu incapacidad de agotar lo abominable por sí mismo
si no supiera que un hombre recordando
es todos los hombres
resistiendo.
En mi persistente forma de ser sólo humano
quiero volver a pasar por mis aprendidos genes
quedarme con nada en mis cuerpos
enseñarle la puerta al olvido
y que me ayudes a emerger por encima de los sueños
desenterrando mis certezas y miedos
para orillar tu continente de restos
me dispuse a resistir
¡Ay memoria!
Te espero en gritos cada siglo
para salir de la noche de esos ojos.


                                                                                                                       Juan Disante  -  Argentum plenilunium 

viernes, 16 de septiembre de 2016

DES TIERRA (La casa II)




cancel cancelado sin fin
desencajada la puerta ya no supe acceder
nuestra alcoba ya es recuerdo
extrañamiento
Resultado de imagen para puerta destruidainculpación
el ventoso palpito
enturbió el sol
encharcó los cimientos
emigró sus ventanas
y en la ausente morada sólo queda
un pequeño tragaluz
del que no alcanzo a ver
quién me observa
Juan Di

sábado, 10 de septiembre de 2016

La casa

cuando el día se apaga comienza el despiece
perder la casa es rápido
volver a levantarla toma mucho
a veces vuelven casas que son llagas
que son ruinas
que falsifican la vuelta

pero nunca olvidamos
asoma el palpito cuando el día florece 
de la memoria activa
vuelven a brotar las casas
que no cejan
que no se domestican
la alegría está en nuestras raíces
cómo no vamos a querernos 
si la vida está buena
pese a todo
crecemos como candiles 
como moradas
Juan D

domingo, 31 de julio de 2016

Estoy diciendo

Me he decidido
a no entender ya más
el por qué de ciertas cosas.
Y creo estar diciendo
que mi corbata sigue en el placard,
mis pasos en el mismo rumbo,
muestro sólo lo que siento
la palabra lealtad me suena a cascabeles
en las mañanas brumosas
y en los desligados sueños.

Me he decidido
a no entender ya más
el lado oculto de los compromisos
mi gesto será por siempre mi gesto
aunque cambien mis zapatos
y me guste tanto la albahaca.
Creo que sigo diciendo
que no es un juego la vida
cuando en un pliegue se dobla
el sentir de cierto verbo.

Me he decidido
a no entender ya más
los enredos del cariño
cuando visto las mismas camisas
voy al mismo peluquero
y uso los mismos cueros.
Creo que estoy diciendo
mi malquerer por las celadas,
los conventos
y el bostezo.

Me he decidido
a no entender ya más
la razón de algún desdén
soy demasiado creyente
de la llaneza del requiebro.
Creo que estoy diciendo
que compartí con mi alma
las palomas a este ruedo
y no hay forma de entender
esto poco que hoy no entiendo.     

Juan Disante - De su libro: "Noche justa antes del bosque" de 2004 - Buenos Aires
Obra plástica:  Marc Chagall de 1912 

sábado, 23 de julio de 2016

A Primo Levi


… lo imperceptible
de querer ser
-preguntabas-
es desaparecer de la exposición
dejar de ser
así como así                                     
dejarse de haber
por la milenaria
vergüenza de ser hombre
por la transitada conclusión
de los crímenes
por el acostumbramiento
a la pólvora
                           por el retaceo …
ansío lo ínfimo de mi permanencia.
Juan Disante  (Penumbras)

lunes, 18 de julio de 2016

Irse...


XIII
.
Irse despidiendo en vivo de nosotros mismos, zanjando la cuestión de
.....un pálpito con kilómetros de por medio y no hacia abajo.
Así unas diez o doce veces y al grito de circulen circulen, no quiero
.....corros y mucho menos con los niños.
Hacia la mitad, si es noviembre y llueve, si muy mansamente y para
.....ti sola llueve,
pones un disco de jazz, pones un gato en el sofá, pones en agua la
.....Santa Cena y Las Completas de Lenin,
te asomas a la válvula mitral y te pones a mirar en el haber
.....del a-ver-a-ver averquéqueda.
Y eso es todo.

_____________________________________________________


No conozco otra forma de de poner un dique a la locura. Escribir tiene que ver con un modo de resistencia, con un negarse a aceptar la pérdida del sentido común que nos acosa.
María Angeles Maeso
Nació en Valdanzo (Soria) en1955.